El momento del recreo era el más esperado de los niños y niñas de la escuela unitaria de Pedrafita. Lo pasábamos en grande sin más que la compañía de los demás… y sin necesidad e móviles para estar conectados. El único muro que conocíamos y compartíamos entonces era este...