Castro realizó este curso por correspondencia en 1967, para sacar el máximo partido de su cámara de fotos y de las técnicas de revelado. Por lo que he observado, es un curso muy práctico y actual en lo tocante a la toma de fotografías. En la última página de este primer número me he encontrado con una serie de negativos reales, seguramente para empezar a practicar ya desde el primer día del curso.

20140304-201738.jpg

20140304-201801.jpg