Esta secuencia de imágenes recoge los esfuerzos por abir caminos hacia O Cebreiro en las mejores nevadas de los años 70. Casi se puede decir que estaban mejor preparados en aquel encontes que ahora para luchar contra este elemento. Y la verdad es que el enemigo se las traía. A propósito, en aquel momento no se miraba a  los riesgos laborales. Si la situación requería subirse al techa de la cabina de la máquina quitanieves, se subía y punto. Hay que valorar también la pericia del fotógrafo para colocarse en el punto adecuado para captar unha buena instanténea.