Subir a  O Cebreiro siempre tiene sus dificultades. Supone hacer un esfuerzo, salir de casa, salir en peregrinación, salir de las comodidades de cada día. En esta foto se aprecia vagamente al fondo una máquina quitanieves que facilita bastante el acceso al Santuario de o Cebreiro. Quizá esta imagen nos ayude a imaginar las dificultades que tuvo el paisano de Barxamarior en el siglo XV para subir a misa a o Cebreiro un día de Nieve. En aquella época no había quitanieves.